Archivo de la etiqueta: Networking

Trabajo en redes

8 Lies About Content Marketing You Probably Believe

The world of content marketing is full of more horse hooey than an Alberta barn. Like other great lies, many of these half-truths and misleading ideas sound pleasant to the ears and come packaged as good advice from influential people. How many of these popular lies have you fallen victim to? 

See on businesscasualcopywriting.com

¿Son suficientes las redes sociales para conocer el sentimiento de los clientes hacia las marcas?

See on Scoop.itEmprendimiento y competitividad territorial

Puro Marketing – Las redes sociales son un gran reflejo de la conversación social, lo que las convierte en una herramienta útil para conocer qué se dice de nuestra marca en el entorno 2.0….

See on www.puromarketing.com

[Editorial] De trolls y otros demonios reales de las redes sociales

De los trolls y otros demonios.
De los trolls y otros demonios.

Lo único que puedo asegurar es que  no son programas de computadoras las que escriben detrás de cada mensaje o comentario venenoso. Son personas llenas de rencores, que seguro hasta razón tienen, aunque el insultado no haya caído en cuenta.

Mi tío político Alfonso, Mr King, decía que uno debe presentarse a los clubes sociales antes de los 20 años, pues después habría alguien que le echaría la “bola negra”. En las comunidades y grupos virtuales de las distintas redes sociales que frecuento sucede lo mismo.

En la red de Facebook no recibo insultos pues sólo acepto como amigos a quienes conozco, especialmente por aquello del número de Dunbar y del algoritmo de Facebook.  Utilizo páginas temáticas con los asuntos que me encanta compartir y compartir y compartir.  Y esto lo aprendí a las patadas. Primero, varios amigos dejaron de serlo en la vida virtual de esta red. ¿La razón? Desconocimiento. No sabía que cada vez que compartía una noticia les salia en las notificaciones; y llegué a compartir más de 100 enlaces al día. Estaba encantada con el descubrimiento de Scoopit y quería que todo lo que leía quedara en mi bitácora de Facebook. Segundo porque leí la letra pequeña y aprendí de las reglas para empresas de Facebook, que son muy claras.

Tampoco existía en aquel momento la posibilidad de  silenciar las notificaciones de aquellos que como yo utilizamos los perfiles personales para promocionar también asuntos de trabajo. Cuando conocí la posibilidad de crear grupos, fanpage y páginas, y leí las reglas del juego de Facebook para los negocios y las organizaciones sin ánimo de lucro, entendí el modelo de negocio de ésta Red, y respeto las normas para evitar ser sancionada. Lo último que quiero es perder esta red útil para comunicarme con familiares y amigos, y ver cómo poco a poco nos van saliendo canas, hijos y nietos.

En Linkedin aprendí que debo mirar el perfil minuciosamente para evitar las ventas multinivel y mecanismos de crowfunding con interés netamente comercial, y sí y sólo sí el perfil de quien me contacta se ajusta a mis mis intereses profesionales, lo acepto.

Los trolls de Twitter los ignoro si no me tocan la moral, de otra manera, los bloqueo sin ninguna pena. A veces respondo con la misma piedra, lanzándoles su peso en plumas.  Y hemos llegado a conversaciones realmente interesantes. ¡Y hasta nos seguimos mutuamente, sabiendo nuestra diversidad ideológica!.

En  Google+ he tenido experiencias agradables. Si sigues las reglas del juego de cada comunidad, y compartes la información de manera inteligente entre tus círculos ganarás mucho y encontrarás personas que realmente comparten el conocimiento por que sí. Por que les gusta. ¡Como me gusta a mi! Esta es la red en que es más fácil controlar a los molestos trollers. Google se encarga de quitártelos de encima una vez los reportas. Y por ahora, es para siempre.

En los blogs que administro desde Blogger y WordPress.com puedo evitar los comentarios desagradables controlando las publicaciones antes de ser aprobadas. Recibí unos comentarios a mi editorial de hace unos días. Revisé de dónde legaban los ataques. No en vano llevo 20 años detrás de un computador. Los entendí. Respondí. Corregí. Y lo mandé a la bandeja de spam. ¡Eso también es fácil!

Lo bueno de ser yo,  de escribir para mi y para quien quiera leerme, de compartir y expandir el conocimiento en tableros y páginas públicas y de saber que a veces no siempre tengo la razón, me permite tener un Networking muy interesante para cooperar en pro del desarrollo humano y del uso del uso inteligente de la ciencia, la innovación y la tecnología.

Un saludo de martes y que sólo los trolls se embarquen.